Seleccionar página

La frase del decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, en el panel de cierre del Precongreso de BPA, pone de manifiesto el compromiso y la vocación permanente de la casa de estudios y su conducción.


De la primera jornada de trabajo quedó como síntesis, que cuando hablamos de Buenas Prácticas no hablamos de algo abstracto, sino que son el camino real y necesario para la sustentabilidad. Se vienen aplicando las Buenas Prácticas y es necesario potenciar y ampliar su aplicación al resto de productores y a la sociedad en general; ese es el compromiso.

Como última actividad del Precongreso, el periodista Carlos Petroli moderó un panel integrado por ingeniero Conrero; el secretario de Agricultura de la Provincia de Córdoba, ingeniero agrónomo Juan Cruz Molina y uno de los integrantes de la Comunidad Agroalimentaria de Córdoba, el ingeniero agrónomo Guillermo Olivera, en el que expusieron sobre el futuro de las Buenas Prácticas.

El decano de la FCA, ingeniero agrónomo Juan Marcelo Conrero, destacó, a modo de autocrítica, la necesidad de hacer una comunicación en tiempo real y no de manera reaccionaria y sostuvo que “debe haber un cambio de paradigma” en este sentido. “Soy un convencido de que se pierde el mismo tiempo en hacer las cosas mal o bien. Hay mucha gente que las hace bien, pero tal vez no lo hemos comunicado correctamente; tenemos que hacer y comunicar. Tenemos que seguir mejorando y no sólo hacer las cosas sino refundar con la sociedad nuestro vínculo y hacer lo que la gente espera de nosotros”, afirmó.

Conrero puso de manifiesto su visión amplia al respecto y reiteró un concepto eje de su gestión: “tienen que confluir todas las visiones; se tienen que contratar todas esas visiones, con la capacidad de poder escucharnos, de poder compartir para poder tomar decisiones, que en el fondo son las que la gente está esperando”.

“Tenemos que tener la capacidad de contrastar posturas. Esa tiene que ser la clave de un futuro congreso para trabajar sobre las diferentes opiniones y posturas”, afirmó el decano, convencido de que a la hora de encarar nuevas iniciativas, es necesario un debate abierto y sincero.

¿Por qué trabajar en red? se preguntó a su turno el secretario de Agricultura, para responder luego que es necesario “porque hay que cambiar la forma de hacer las cosas. Porque la cultura para trabajar tiene que ser trabajar con respeto y seriedad”.

Para el ingeniero Olivera, en tanto,  “el desafío es sumar nuevos actores en las distintas etapas y terminar en las Buenas Prácticas del Consumidor, que eviten desperdiciar gran cantidad de alimentos”, al tiempo que insistió con la necesidad de que las BPA incluyan a toda la sociedad.

De esta manera, quedaron establecidas las temáticas a abordar en el Congreso Internacional de Buenas Prácticas del 2016, y la invitación a sumarse, a fortalecer la red de BPA, fomentando el diálogo y la participación de todos, trabajando desde la comunicación y contagiando la necesidad y la importancia de aplicar estas herramientas si compartimos el objetivo del desarrollo sustentable.