La tecnología puede doler

Ciencia y Salud
La tecnología puede doler
14.10.2012 | El uso de tablets, teléfonos inteligentes, computadoras personales y videojuegos pueden originar lesiones en las manos. Tomar algunos recaudos y consultar a un experto ante las primeras molestias son claves para evitar mayores complicaciones.
Por Agustina Sucri
El excesivo uso de las nuevas tecnologías genera un 29% más de tendinitis que otros trabajos con menor exposición a estos dispositivos, según apuntó en diálogo con La Prensa el doctor Alvaro Muratore, especialista en cirugía de la mano y miembro de la Asociación Argentina de Cirugía de la Mano (AACM).Esta y otras patologías frecuentes en mano y miembro superior sumadas a los últimos avances en medicina fueron el eje central del “38º Congreso Argentino Anual de Cirugía de la Mano”, organizado por la AACM recientemente en Mar del Plata, en simultáneo con el 15º Congreso Argentino de Terapistas de Mano.

Además de tomar objetos y hacer uso del sentido del tacto, las manos permiten realizar un sinnúmero de acciones, gracias a su compleja estructura.

“El esqueleto de la mano está formado por dos grandes grupos de huesos. Por un lado, los llamados huesos del carpo, que son huesos cortos que sirven para realizar movilidad con la muñeca. Estos son ocho huesos dispuestos en dos filas. En la primera o superior se hallan el escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme y, en la segunda, el trapecio, trapezoide, hueso grande y ganchoso.

El esqueleto de la mano está formado, además, por el metacarpo, que está integrado por cinco huesos largos llamados metacarpianos que forman la base de los dedos. Estos últimos, constan de tres falanges (excepto el pulgar, que sólo tiene dos) designadas, de arriba a abajo, con los nombres de falange, falangina y falangeta”, precisó Muratore.

Asimismo, el profesional indicó que la mano cuenta con 19 músculos clasificados en dos grupos, dependiendo de la movilidad que producen:

  •  Músculos intrínsecos, que están dentro de la mano (realizan las tareas de movilidad fina como escribir a mano).
  •  * Músculos extrínsecos, que se originan en el antebrazo y producen una movilidad menos precisa pero más potente como colgarse con fuerza de una soga.

Respecto de las lesiones más frecuentes de las manos, el especialista indicó que éstas varían según las edades y la actividad de la persona. “En los jóvenes y deportistas son usuales los traumatismos, fracturas y lesiones ligamentarias. Mientras que en las personas mayores, las artrosis, la artritis y el síndrome del túnel carpiano suelen ser las afecciones más habituales”, precisó.

Al referirse a la artrosis, Muratore puntualizó que se trata de una enfermedad degenerativa o por desgaste, que está relacionada con la edad avanzada y la genética.

En tanto, la artritis, es una enfermedad inflamatoria rápidamente deformante, que no sólo afecta a personas mayores sino que puede afectar también a personas jóvenes, ocasionando a veces dolor en incapacidad.

 

MANOS DORMIDAS

Según detalló el representante de la AACM, uno de los principales motivos de consulta en adultos es el adormecimiento de manos, que puede estar relacionado con el “Síndrome de túnel carpiano”.

“Este síndrome surge cuando aparece un aumento de la presión sobre el nervio mediano al nivel de la muñeca. Esto ocurre generalmente cuando se realizan movimientos repetidos con la muñeca o cuando se sostiene la mano en una posición forzada durante un tiempo prolongado”, describió para luego añadir: “La presión dentro del túnel carpiano puede aumentar hasta 10 veces cuando la muñeca es puesta en posiciones extremas de flexión o extensión, generando un aumento directo de la presión en el nervio mediano”.

El Síndrome de túnel carpiano -afirmó Muratore- es muy frecuente en mujeres de 45 a 55 años y suele coincidir con trastornos hormonales como la menopausia.

Otras lesiones frecuentes son producidas por el uso de celulares y videojuegos, los cuales generan movimientos exigidos en las manos. “Una de las partes de la mano más afectadas es el dedo pulgar, que se usa casi con exclusividad para redactar mensajes SMS además del marcado de números”, comentó el experto.

“Las teclas de los teléfonos tienen muy poca separación entre sí e inducen a un movimiento poco natural. También son los pulgares los principales involucrados en el uso de videojuegos que generan estrés en las articulaciones, provocando una patología por exigencia desmedida”, agregó.

 

MUCHO USO

En cuanto a cómo se modificó a lo largo de la historia el uso y la importancia de las manos, Muratore opinó que la forma de trabajo se diferencia considerablemente a la forma de años anteriores.

“Netbooks, tablets, smartphones y computadoras personales ya están insertos en la realidad laboral y en la vida cotidiana, lo que exige un constante movimiento de las manos”, subrayó.

En ese sentido, el profesional insistió en que la exposición a fuerzas repetitivas como la vibración, la posición anormal de la mano y la muñeca -que exigen el uso de estos dispositivos- son causas de diferentes lesiones.

“Por esta razón, el excesivo uso de las nuevas tecnologías genera un 29% más de tendinitis que otros trabajos con menor exposición a estos dispositivos.

Además, los trabajos son cada vez mas sedentarios y son muy comunes las contracturas musculares por mala posición en el trabajo y el uso del mouse”, argumentó.

 

UN ESPEJO

Ante el interrogante de si las manos pueden reflejar el estado de salud de una persona, Muratore recordó que la artrosis es una de las enfermedades que se manifiesta en las manos por unos engrosamientos duros en los dedos llamados “nódulos de Heberden”.

“El avance de la edad y los efectos de la menopausia provocan que la gran mayoría de los casos de artrosis se de en la población femenina”, expresó para luego aclarar: “La artrosis afecta al 45% de los hombres y al 60% de las mujeres de entre 55 y 65 años”.

De acuerdo con el especialista, hay muchas otras enfermedades que se manifiestan en las manos, como por ejemplo el hipotiroidismo -que puede estar asociado con uñas quebradizas- o la psoriasis.

“Hay enfermedades más graves como las artritis, que producen unas severas deformidades en los dedos llamada “mano en ráfaga”, con el desvío de todos los dedos para un costado”, prosiguió.

Por último, Muratore advirtió que incluso algunas cardiopatías y algunas enfermedades pulmonares pueden deformar las uñas de una manera característica llamada en “vidrio del reloj” (convexas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>